lunes, 5 de septiembre de 2011

SAN MARTÍN DE CASTAÑEDA PROCESIÓN DE LA VIRGEN PEREGRINA 4 DE SEPTIEMBRE DE 2011



Desde hace ya un tiempo teníamos ganas de que esta fecha llegara, para poder presentarnos en tierras sanabresas ante la Virgen Peregrina, sus pendones, su loya y el nombramiento de la próxima Comisión de Fiestas.

Acompañamos en todo momento a la solemne procesión tocando durante toda ella nuestro tamborilero Alfredo Domínguez y nosotros poniendo nuestro granito de arena realzando dicha celebración si cabe al principio y al final de la misma.

Para la ocasión nos desplazamos 13 personas, 10 Danzantes, un Birria, un Tamborilero y nuestra fotógrafa Piedad, que debuto en esta fecha.
Danzamos dos lazos durante la Procesión: Señor Mío Jesucristo y Las Vuelticas y seis lazos más al finalizar los actos: Las Calles de Roma, Mambrú, La Mamita, La Pasión, La Verde y El Veinticinco.

Cartel de entrada a San Martín
Vista de la Plaza con el esplendor de su monasterio

Interior de la Iglesia Parroquial, durante la celebración de la Homilía
Preparándonos para el inicio de la procesión
Jose, nuestro Birria a lo suyo
Un poco más de tiempo
Salida de los pendones
Inicio de la Procesión

La Virgen Peregrina

Danzando Señor Mío Jesucristo

Nos incorporamos a la Procesión
Amenizando la Procesión

El paso bajo los pendones de toda la comitiva
De regreso al punto de inicio

A la entrada de la Virgen a la Iglesia realizamos otro Lazo






... y después del nombramiento de la nueva Comisión para el año que viene, nosotros trealizamos nuestra actuación


















La foto de grupo que no puede faltar
Y una vez realizado nuestro trabajo, compartimos mesa y mantel.
Nuestras más sinceras felicitaciones a la Comisión de este año por contar con nuestra presencia para una fecha tan emotiva en San Martín y gracias por el trato recibido y la acogida que tuvimos durante todo el tiempo que permanecimos en la localidad.
Momentos de sobremesa y de regreso a casa

Es de agradecer que saquen una reseña en la prensa (El Adelanto, Sábado 3 de Sept de 2011), sobre el grupo de Paloteo de Tábara, pero tendríamos mucho más entusiasmo si la fotografía correspondiera realmente con el grupo y no que corresponde a un grupo de Pauliteiros portugueses

Unidos a su Señora

Cientos de personas acompañan por las calles del pueblo la procesión de la patrona tras los tradicionales cantos del Ramo y Loya


El grupo de paliteiros baila ante la imagen de la Virgen arropada por cientos de personas.


M. L. «Dejad la tristeza a un lado y cantad con alegría, que hoy es el día más grande de la Virgen Peregrina», recitaba el «pastor», Miguel Encinas, en la loya que, junto con el canto del ramo, constituyen los momentos más emotivos de la celebración central de las fiestas de San Martín de Castañeda. Una vez más, la iglesia del desaparecido convento cisterciense se quedó pequeña en la misa y en su antesala, cuando, ataviadas con los trajes tradicionales sanabreses Emilia Fernández Cuadrado, Nuria Martín Barrio, María Teresa Castaño Martín Barrio y Raquel López Vega traspasaron las puertas del templo con las ofrendas a la Virgen. Situada a la derecha del altar, la Señora de San Martín, con la mesa procesional engalanada con flores y un manto rojo bordado en oro, era el centro de todas las miradas, cientos de devotos que ven en su patrona a su principal benefactora y la protección a la que invocan ante cualquier enfermedad o peligro entre los suyos.
La loya recitada por Miguel Encinas es obra, este año, de una mujer, Manolita del Estal. Es la segunda que escribe e incluso ha sido una de las pocas mujeres que se han atrevido a recitarla, ya que es un papel tradicionalmente reservado para los varones. De ese especial sentimiento que transmite la devoción a la Virgen y todos los rincones de este pueblo del corazón de Sanabria, versaba este año la loya. Un ejercicio de autoafirmación del origen y de reivindicación de unas hondas raíces que superan barreras en la distancia y en el tiempo. No importa los años que se lleven fuera por culpa de la emigración. En septiembre se cumple con una cita ineludible y esa vinculación está presente en las segundas y hasta en las terceras generaciones de los que un día tuvieron que dejar San Martín de Castañeda.
Tras la misa, la procesión, recuperó una danza de paliteiros que se bailó por estas tierras medio siglo atrás y que ahora se ha perdido. La comisión de festejos presidida por Amando López ha dado el primer paso para recuperarla volviendo a mostrar la belleza de la danza ejecutada por el grupo de paliteiros de Tábara, que bailó Ante la imagen de la Virgen.
Por la tarde, el concurso de jotas puso la nota de animación en un fin de semana intenso en emociones, recuerdos y espíritu festivo. Lo más destacado, el enorme grado de participación en particular de los más jóvenes, que la noche del sábado abarrotaron el patio de la iglesia con la verbena del grupo «La Línea». El duro trabajo desempeñado durante todo un año por la comisión de festejos ha dado sus frutos y ha puesto el listón muy alto para los siguientes encargados de organizar la fiesta. Ya solo quedan 360 días para volver a los pies de la Peregrina.

2 comentarios:

  1. Me alegra la labor que hacéis por recuperar bailes como estos y llevarlos por todos los lugares.
    Un abrazo para Juan Carlos de un compañero suyo en el Puente de Sanabria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sigo vuestras andanzas y me alegra el entusiasmo que ponéis en conservar el folklore y difunfirlo.
    Un saludo para Juan Carlos de parte de u compañero suyo en el Puente de Sanabria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarnos